miércoles, 24 de febrero de 2021

El miedo de ser mujer en México

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

El aumento de los feminicidios en México y la falta de seriedad hacia estos casos, ocasionan un miedo constante en las mujeres quienes temen ser una estadística más en un país feminicida.

Foto: Expansión

Por: Cynthia Marcela Peña Gámez (BGB) | 27 de octubre del 2020

El día de ayer tuve la oportunidad de ver el documental de las tres muertes de Marisela Escobedo en Netflix y una pregunta no dejaba de dar vueltas por mi mente: ¿qué tan poco valen nuestras vidas ante un sistema de justicia que deja libre a un feminicida que ya se declaró culpable? Si bien, este caso ocurrió en el 2008 pero aún así, las cifras de feminicidios siguen aumentando al igual que los casos impunes y el miedo de ser mujer es cada vez más grande.

Durante el primer semestre de este año, se registraron 489 feminicidios en el país, sin embargo, las cifras indican que en realidad son 10 feminicidios al día en los que el 97% de los casos quedan impunes. Estos son solamente los datos que se conocen pero es probable que estos casos sean aún más debido a que no todos son registrados o son feminicidios ocurridos en casa que no salen a la luz. Lamentablemente, el miedo se infunde todos los días al estar en redes sociales y descubrir un caso que se hizo viral o al escuchar “bromas” de personas insensibles sobre los feminicidios que ocurren día a día en este país.

Un ejemplo de lo anterior se puede observar con el usuario de Tik Tok “Capitán Johann” quien realiza videos en los que se burla de las víctimas de feminicidios y sus familiares. En estos videos, esta persona considera gracioso hacer comentarios sobre las mujeres desaparecidas y las violaciones. Las personas han manifestado que sus videos no causan gracia, a lo que él responde: “Si no pueden encontrar a sus hermanas desaparecidas, menos van a encontrar el chiste”. Es verdaderamente aterrador ver que existan personas con estos pensamientos y que disfrutan ver este tipo de contenido pues actualmente, el usuario cuenta con más de 50 mil seguidores. Es frustrante e impotente ver que a la población de un país donde 10 mujeres son asesinadas diariamente le parezca gracioso “bromear” con temas tan delicados. 

Por si fuera poco, las escuelas ya no representan un lugar seguro para nosotras. Hace días, se hicieron virales unos vídeos de profesores de la UNAM quienes realizaron comentarios sexistas en sus clases. Uno de ellos comentó que a una jóven le decían “la bolsa de hielo” porque “aflojaba con unos golpes” mientras que otro maestro le comentó a una alumna que “como ahora no es presencial, no te puedo proponer sexo”, esto después de que la alumna le preguntará que qué podría hacer al ver que las lecturas no suplían el conocimiento adquirido en las clases. Las instituciones le fallan a sus alumnas al contratar a maestros misóginos y al no imponer sanciones a los alumnos acosadores. Si tan solo incluyeran sanciones dignas y eficaces a los acosadores en sus protocolos de género, la historia sería otra. 

Hace unas semanas, también se hicieron virales audios y vídeos de que estaban vendiendo mujeres por $10,000 para luego llevarlas a Cuernavaca a prostituirlas. Sin embargo, las autoridades salieron a desmentir esta información pues no había sustentos ni denuncias relacionadas a ello. Al vivir en un país donde estos casos ocurren con frecuencia, estamos expuestas a caer en cadenas falsas que solo infunden miedo y desinformación. Si bien, es importante dar a conocer información para prevenir y difundir medidas de protección, pero se debe de tener cuidado de no esparcir más miedo del que ya hay.

Al ver el documental de las tres muertes de Marisela Escobedo, me percaté de una frase que me dejó pensando: “la justicia es privilegio de los gobiernos”. Esta frase hace alusión al hecho de lo rápido que actuaron las autoridades cuando secuestraron a familiares de personas con alto poder en el gobierno como César Duarte y Patricia González. Al parecer, si no eres una persona relacionada o con conexiones en el gobierno, es muy poco probable que el país abogue por hacerte justicia. Es imposible no tener miedo al saber que el 97% de los casos quedan impunes y que algún día podrías salir de tu casa y desaparecer y solo serás una estadística más en un país feminicida.

El ser mujer en México representa una amenaza pues el país le ha fallado a sus mujeres una infinidad de veces. Me preguntó si algún día podremos avanzar como sociedad y vivir sin el miedo de salir a la calle o es sólo una idea muy utópica. La esperanza se pierde al observar la falta de seriedad con la que se toman los casos de violencia de género, ya sea por medio del gobierno o la población mexicana. No cabe duda que queda mucho por recorrer y que debemos seguir exigiendo justicia por todas las mujeres asesinadas en este país donde nuestras vidas se ven amenazadas a diario.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.