viernes, 5 de marzo de 2021

Emma Goldman: reflexiones feministas de una anarquista

0

Emma Goldman, reconocida revolucionaria anarcofeminista, nace el 27 de junio de 1869 en Lituania, Kaunas en el seno de una familia empobrecida bajo el régimen zarista.

Emma Goldman's “Anarchism Without Adjectives” – The Public Domain Review
Fotografía de: Public Domain Review

Por: Mariana Castro Salazar (LLE) | 19 de enero del 2021

Al querer ser desposada forzosamente por su padre, Emma Goldman huye hacia los Estados Unidos, lugar donde comienza su carrera como activista política tras la indignación que sufre por el ahorcamiento injusto de ocho anarquistas en la revuelta de Haymarket.

Posteriormente, se inicia formalmente en el anarquismo, el cual ella describe como: “la filosofía de un nuevo orden social basado en la libertad sin restricciones por leyes hechas por el hombre; la teoría de que todas las formas de gobierno tienen su base en la violencia, y por lo tanto son incorrectas y dañinas, así como innecesarias”.

A lo largo de su vida, es arrestada cuatro veces por el gobierno estadounidense por causas tales como: la distribución de panfletos sobre la manera correcta de usar anticonceptivos, denunciar las leyes que obligan a los jóvenes a registrarse al servicio militar durante la guerra, e “inspirar” a través de sus discursos al asesinato del presidente McKinley, acusación a la que ella se opone fervientemente.

Dadas sus raíces anarquistas, desestima al movimiento sufragista al condenarlo por ser una corriente que no fija su crítica en el verdadero problema que representa el sistema electoral y las consecuencias que este conlleva especialmente para las mujeres obreras no propietarias, al declarar que “si votar cambiara algo, lo harían ilegal”.

Por esta razón, se le acusa de ser “mujer de hombre” y antifeminista a pesar de ser una de las primeras mujeres que hacen una diferenciación entre la verdadera liberación femenina de la supuesta lucha por los derechos de las mujeres al saber que “tradiciones centenarias nunca podrían desaparecer con reformas externas, por más urgentes, numerosas o drásticas que fueran”.

En el panorama mundial, Emma Goldman marca una pauta para lxs futurxs revolucionarixs, pues sienta las bases para un feminismo mucho más radical que el de su época.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.