jueves, 13 de mayo de 2021

“Wonder Woman 1984”: un potencial desperdiciado

0

La famosa superheroína regresa en un viaje ambientado en la década de 1980, donde se encuentra con un antiguo amor, pero también con un dúo de nuevos enemigos.

Fotografía de: Warner Bros. Pictures

Por Karen López (LCMD) | 08 de enero del 2021

Wonder Woman 1984 es una película del género drama y acción dirigida por Patty Jenkins. Fue lanzada el 25 de diciembre del 2020 mediante la plataforma HBO Max, contando con una duración de 2 hr 31 min.

Jenkins ha participado en proyectos como Monster, Arrested Development y I Am the Night.

En el elenco principal, Gal Gadot (Batman v Superman: Dawn of Justice, Justice League, Ralph Breaks the Internet) encarna a Diana Prince/Mujer Maravilla, Chris Pine (Star Trek, Into the Woods, Hell or High Water) interpreta a Steve Trevor, Kristen Wiig (Bridesmaids, The Secret Life of Walter Mitty, The Skeleton Twins) representa a Barbara Minerva/Cheetah y Pedro Pascal (Game of Thrones, Narcos, The Mandalorian) personifica a Maxwell Lord.

En esta ocasión, la dirección de arte rompe con la estética oscura y lúgubre de otras cintas basadas en las historietas de DC Comics, y en su lugar sitúa al espectador ante colores vibrantes y espacios iluminados. Por su parte, los departamentos de vestuario, maquillaje y peluquería realizan una grandiosa labor caracterizando a los personajes en un estilo retro.

Como curiosidad, existe una escena post-créditos con una aparición especial que encantará a los fanáticos de la serie de televisión Wonder Woman (1975-1979).

Fotografía de: Warner Bros. Pictures

Aunque posee algunos aciertos, el defecto más notorio de este producto audiovisual recae en su guion accidentado, principalmente en el desarrollo de sus personajes. En adición a ello, se aprecia un libreto con un ritmo inconsistente, una trama confusa y diversos huecos argumentales.

Primeramente, la Mujer Maravilla se muestra comprometida con su deber como salvadora, pero Diana Prince, su álter ego, se nota desmotivada ante la vida. Añadido a esto, debe afrontar un dilema moral en relación con Steve Trevor, figura que, si bien puede servir como apoyo para la protagonista, en realidad no tiene ningún valor agregado para la historia, pues es colocado solamente para conmover a la audiencia tras su destino en la primera entrega de 2017.

Por otro lado, es lamentable observar que la archienemiga felina de la heroína es relegada a un segundo plano por Maxwell Lord, villano temible pero menos emblemático que Cheetah en el mundo de los cómics.

Esta obra profundiza poco sobre Barbara Minerva, pero el tiempo que ocupa en pantalla hace recordar a la antagonista Selina Kyle/Catwoman (Batman Returns, 1992), quien también es una marginada social de carácter inseguro hasta que obtiene sus poderes.

Wonder Woman 1984 promete una aventura épica pero entrega una historia decepcionante a pesar de contar con los recursos necesarios para crear un largometraje memorable.

Fotografía de: Warner Bros. Pictures

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.